viernes, 9 de septiembre de 2011

COMUNICADO

Gheko Films interpone una querella criminal contra la Subsecretaria del Ministerio de Cultura por los presuntos delitos de prevaricación y delito contra los derechos individuales de los ciudadanos


La citada querella amplia la ya interpuesta por la productora española el pasado mes de febrero

La productora española Gheko Films ha interpuesto una querella criminal en el Juzgado de Instrucción Nº40 de Madrid contra la Subsecretaria del Ministerio de Cultura, Mercedes Elvira del Palacio Tascón, como presunta autora del delito de prevaricación –motivada por resoluciones dictadas de manera arbitraria y pronunciadas sin seguir las normas regidoras de la actividad pública, desoyendo el interés general y ejerciendo de forma abusiva las funciones conferidas como poder público para fines propios-,  y el delito contra los derechos individuales de los ciudadanos, -a través del establecimiento de la censura previa para evitar el estreno de la película “La Mula”-. 

Esta querella viene a ampliar a la interpuesta  en febrero de 2011 por Gheko Films contra Ignasi Guardans Cambó, Director General del ICAA; María del Carmen Fernández Antolín, Subdirectora General de Fomento de la Industria Cinematográfica;  Michael Radford,  en calidad de Administrador único de la productora Workhorse Entretaiment; Simon Perry, Director Ejecutivo del IFP;  y  John Woodward, Director Ejecutivo del UKFC, en los que se les acusaba de “presuntos” delitos de prevaricación, cohecho, corrupción de transacciones comerciales internacionales, tráfico de influencias y amenazas.
La querella contempla los hechos acaecidos desde que en septiembre de 2010 se presentara la película “La Mula” a calificación ante el Instituto de Ciencias Cinematográficas y Artes Audiovisuales (ICAA). Hechos que parecen constatar la existencia de “censura” por parte del Ministerio de Cultura hacia la mencionada película siendo este “presuntamente” el motivo principal que ha llevado a este organismo público a impedir reiteradamente su estreno.
En este sentido dice el texto de la querella  “La señora del Palacio posee dos varas de medir, la de la presunta legalidad para aquellos que comparten su interpretación de unos determinados  hechos, ya sean históricos o actuales, y la del estalinismo atroz donde prima  el control y la represión arbitraria por parte de la Administración del Estado para la instauración y consolidación de los arquetipos desde los que se debe juzgar unos determinados hechos pasados y presentes, impidiendo y censurando cualquier manifestación cultural que pueda distorsionar la versión estatal, no dudando en declarar lesivo para el interés nacional la calificación de una película impidiendo de este modo que un mensaje distinto del gubernamental pueda ser difundido en nuestra sociedad, cercenando de esta forma no solo la manifestación artística, sino también la libertad de expresión y la libertad de ideas”.

Así, aunque la Sra. Palacio es una acérrima defensora de la Memoria Histórica no es, sin embargo, imparcial  ante una película que versa sobre la Guerra Civil  Española, pero en la que el protagonista es un Sargento del ejército Nacional que no encarna el arquetipo del fanático fascista.
La tramitación por parte del Ministerio, de la calificación de la película “La Mula” ha presentado irregularidades en forma y tiempos desde el inicio de este proceso. Unas irregularidades que están impidiendo a Gheko Films poder estrenar la película por ser, según el ICAA, “lesiva al interés público”,  lo que le está suponiendo unos perjuicios económicos valorados en cinco millones de euros –dinero invertido por la productora española para la realización de este largometraje-

Dados los presuntos delitos cometidos por la Sra. Mercedes Elvira del Palacio Tascón, la querella solicita, por tanto, una fianza no inferior a 500.000 euros para la imputada,  así como el dictamen de un auto a través del cual se autorice a Gheko Films la difusión y proyección de la película “La Mula” en salas cinematográficas.

Para más información: SALIDO ABOGADOS- Don Alberto Salido.